Museo Virtual de Meteoritos
 
Home   |   Introduction   |   Rooms in the Virtual Museum   |   Last meteorites   |   Links   |   Index of meteorites   |   Contact

Room 1
The origin of the Solar System and life on Earth.
Asteroids, comets and meteor showers

Figura 1. El Sol se formó a partir de una nebulosa de gas y polvo denominada Nebulosa Primitiva.

The Solar System formed about 4600 million years ago from a gas and dust cloud called the Nebulosa Primitiva. This cloud contracted becaus of its self-gravity as it rotated, so that its center experienced a continuous increase of density and temperature. Finally the temperature was high enough to allow the start of hidrogen nuclear fusion reactions, and the Sun was born (Figure 1).

The material in the cloud that did not form part of our star remained rotating around it, giving rise to a protoplanetary disk (Figure 2). The aggregation of these materials gave rise with time to the different objects that form the Solar System: planets, moons, asteroids, comets, ...

Figura 2. El material que sobró tras la formación del Sol formó un disco protoplanetario a partir del cual se formaron el resto de objetos de nuestro Sistema Solar.

Algunos de los objetos que giran alrededor del Sol apenas han sufrido cambios desde que se formó el Sistema Solar. Estos son los llamados objetos no diferenciados o primitivos, fósiles de la formación de nuestro sistema planetario. Se trata fundamentalmente de asteroides pequeños y cometas. Otros objetos, por el contrario, fueron capaces de acumular suficiente calor en su interior como para que los materiales a partir de los cuales se formaron experimentasen profundos cambios físicos y químicos. Se trata de los llamados objetos diferenciados, entre los que se encuentran los planetas y los asteroides de gran tamaño fundamentalmente.

Buena parte de lo expuesto anteriormente lo conocemos gracias a los meteoritos, rocas que caen del cielo. Al igual que las rocas de la Tierra nos permiten conocer cuál ha sido la evolución geológica de nuestro planeta, estos fragmentos de otros mundos nos proporcionan mucha información sobre los objetos del Sistema Solar de los que proceden.

Nuestro planeta ha sufrido el impacto de estas rocas desde sus orígenes. Algunos de estos meteoritos, como es el caso de las llamadas chondrites carbonáceas, contienen aminoácidos, elementos esenciales para los seres vivos (Figura 3). Esto ha llevado a sugerir que los meteoritos pudieron aportar algunos de los ingredientes fundamentales que fueron necesarios para que la vida pudiese surgir en nuestro planeta.

Figura 3. Fragmento del meteorito Allende, caído en Méjico en 1969. Se trata de una chondrite carbonácea en la que se han encontrado aminoácidos.

 

Figura 4. Meteoro producido al desintegrarse un fragmento de roca en la atmósfera terrestre.

En la actualidad, sin embargo, la tasa de impactos que sufre nuestro planeta es muy inferior a la tasa de impactos experimentada en el pasado.

Se estima que cada año llegan a nuestro planeta entre 40.000 y 80.000 toneladas de fragmentos de roca, hielo y metal, procedentes en la mayoría de los casos de asteroides y cometas. Las denominadas "lluvias de estrellas" son, de hecho, fenómenos causados cuando estos materiales colisionan contra la atmósfera terrestre a gran velocidad, entre 12 y 72 km/s. Esto da lugar a que se desintegren a gran altura mientras emiten un destello de luz que recibe el nombre de meteoro o estrella fugaz (Figura 4). Sólo en aquellos casos en los que estos materiales sobrevivan a su brusco paso por la atmósfera y consigan alcanzar el suelo estaremos ante la caída de un meteorito.

Rooms list Next room

 

||   Virtual Museum for Meteorites   ||

©All rights reserved. The use of any material contained in this website without written permission from the author is forbidden